Playas del Estado Zulia


El estado Zulia no es muy prolijo en playas o en infraestructuras turísticas. La Conexión del Lago de Maracaibo con el Golfo de Venezuela le permite ofrecer 80 km de playas a todo lo largo de la Península de la Guajira, en esta franja litoral se encuentran ubicadas las mejores playas de la Región Zuliana, como lo son:

Castilletes: ubicada en el extremo norte del estado, en la Alta Guajira, aproximadamente a dos horas de Paraguaipoa, una franja de tierra comprendida entre el golfo de Venezuela y la frontera colombiana, es el lugar más remoto con kilómetros de playa virgen y médanos que caen en el mar y constituyen uno de los lugares de mayor atractivo turístico de la región. Se trata de una serie de bellas y extensas playas que abren en el mar, de gran belleza natural con paradisiacos paisajes, doradas arenas y azules playas caribeñas. Conforman la bahía más grande de Venezuela. Son 18.500 Km2 de solitaria costa, abierta al disfrute del visitante. La Guardia Nacional no recomienda a los turistas ir más allá de Paraguaipoa dada la existencia de problemas fronterizos, como el contrabando y el tráfico de drogas. Pero si desea aventurarse para disfrutar de tan espléndido paisaje, debe hacerlo con un vehículo doble tracción, se trata de un camino solitario y muy poco frecuentado, por lo que conviene tener prudencia. 

Playa Caimare Chico: ubicado en la vía hacia El Mojan, a 12 minutos de Paraguaipoa. Esta playa es una franja de arena oscura, bañadas por aguas muy turbias debido a que se encuentra en el fondo del golfo. El balneario cuenta con todos los servicios como piscina, baños, duchas, alquiler de cabañas y restaurantes.

Laguna de Sinamaica: Considerada sitio de especial belleza y uno de los más importantes del turismo regional. A ella debe su nombre Venezuela ya que los conquistadores al ver las viviendas palafíticas, sitio de asentamiento de la Etnia Añú , la bautizaron como la "Pequeña Venecia". En el centro de esta Laguna se encuentra el Parador Turístico donde se puede degustar la comida típica de la zona, adquirir artesanía y recrearse con el extrordinario paisaje.

El Moján: la población de San Rafael de El Moján es un sitio clave para quien desee visitar las islas, allé se consiguen varios balnearios, donde salen regularmente las lanchas y el ferry para las islas de Toas y San Carlos, aunque el ferry no acepta vehículos, excepto camionetas de agua y de víveres. Para ir a las otras islas, particularmente a la isla Zapara, es necesario negociar directamente con los lancheros. Otra posibilidad es llegar hasta el Propela Club, la marina más importante de la zona, de donde salen lanchas y catamarantes los fines de semana a un precio más elevado. Localizadas en pleno estrecho que une al lago de Maracaibo con el Golfo de Venezuelaislas se encuentra un grupo de 15 que conforman el Municipio Insular Padilla, entre las cuales podemos destacar: Isla de Toas: ubicada a 2,5 km al sur de san carlos y a 5 km del frente oriental de el Moján, cubre una superficie de 3 km, siendo la más grande del estado Zulia. Cuenta con yacimientos de minerales de calizas que han permitido la industrialización del cemento, así como con dos salinas: Aracho y El Toro, nombre también del poblado donde llegan las lanchas. Posee buena actividad industrial y menos turística que San Carlos, Toas y Zapara. Toas tiene varias playas, entre ellas La Almeja Cochal, Copacabana y La Playita, todas orientadas hacia el norte, de arena beige y aguas oscuras y tranquilas, cuentan con infraestructuras básicas tales como baños y fuentes de soda. Es un sitio a descubrir, con gran potencial turístico hasta ahora poco desarrollado.

Isla San Carlos: se encuentra ubicada justo en la frontera entre el golfo de Venezuela y el lago de Maracaibo. Posee atractivas playas que brindan facilidades para la práctica de deportes náuticos, sus costas brinden tanto playas de agua dulce como de agua salada, lo que constituye además un atractivo turístico especial. Su poblado, típico de pescadores, conserva en su casco histórico muestras de arquitectura colonial y es orgullo histórico nacional, pues allí se consolidó la independencia política de Venezuela con la Batalla Naval del Lago, en 1823. En esta isla se encuentra el castillo de San Carlos de la Barra, construido por los españoles en 1679, para proteger y guarecer la entrada a la Barra de Maracaibo, una de las principales y estratégicas ciudades de la región por la facilidad de acceso que ofrece a las ciudades de los Andes. Durante este período, los ataques e incursiones de piratas y corsarios eran muy frecuentes, razón por la cual las principales ciudades contaban con sus mecanismos de defensa. Este histórico lugar, que constituye una joya de la arquitectura militar colonial, fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1965. Ofrece al visitante la información necesaria para que conozca los hechos interesantes que allí se vivieron. Ubicada al norte del pueblo y con vista sobre el castillo, se encuentra la Playa de San Carlos: Esta playa es una de las más visitadas por su belleza y esplendor. Una larga playa de unos 900 m, donde el mar es llano y por lo general con oleaje moderado, aunque a veces el viento puede soplar con gran intensidad produciendo un fuerte oleaje. La parte oeste es desértica y resulta muy agradable para caminatas vespertinas. Se puede acampar en la playa y las condiciones son muy buenas, con todas las comodidades: venta de comida, instalaciones sanitarias y alquiler de toldos y sillas. Está considerada como la mejor playa del estado Zulia. 


Isla de Zapara: ubicada a la entrada de la bahía El Tablazo, Zapara tiene una longitud de 7 km. En un pequeño paraíso: una isla casi desértica cubierta por médanos de hasta 30 metros de altura y con algunos cocoteros que embellecen el paisaje y brindan agradable sombra. En el litoral norte de la isla hay unos arrecifes que suavizan el oleaje. Cuenta también con las ruinas de una fortaleza construida por los españoles. Para llegar a Zapara se debe alquilar los servicios de un lanchero. Playa Trrinidad: ubicada al lado izquierdo del muelle de la planta de carbón, esta pequeña playa de blancas arenas y aguas llanas sin oleaje se extiende, donde la marea provoca con frecuencia cambios en la altura del mar, que cuando el agua se retira forman unos pocitos apropiados para los niños. Los cocoteros y las churuatas protegen del fuerte sol. Cuenta con sanitarios y un estacionamiento cerca de la playa. Contigua a esta se encuentra Playa la Palmera: es más bella y limpia que su vecina. La arena es blanca, el mar es llano y ofrece muchas instalaciones para el disfrute de los temporadistas: churuatas, sanitarios, duchas, restaurante y estacionamiento.

Del lado oriental del estado Zulia se encuentra playas interesantes. Algunas de ellas cuentan con infraestructuras turísticas y alojamiento, otras como El Caney y Quisiro, no poseen instalaciones pero bien vale la pena visitarlas. Una vez en la zona deje conocer la ciénaga de Los Olivitos. Allí se encuentra los Balnearios del Rocio: se trata de varios balnearios que se hallan después del pueblo de Palmarejo, en la costa oriental del lago, frente a Maracaibo. En general son playas pequeñas, sin oleajes y con una profundidad que se incrementa rápidamente. Algunos de estos balnearios poseen instalaciones turísticas tales como restaurantes, sanitarios y estacionamientos. El Litoral Mirandino consta de 20 kms, encontrándose a orillas del Lago de Maracaibo y del Mar Caribe, Entre los pueblos de Sabaneta de Palmas y Ancón de Iturre, se encuentran una gran cantidad de pequeños balnearios que dan hacia el lado norte y ofrecen unas playas de aguas calmadas, oscuras y profundas. Algunos de ellos cuentan con buenos servicios tales como restaurante, sanitarios y estacionamiento. Sus principales playas son: Playa Bonita en Punta de Leiva, La Guacoa en Sabaneta de Palmas, Punta Vigía en Punta de Palmas, Puerto Libre en Ancón de Iturre y Oribor en Quisiro. En estas zonas se encuentran restaurantes típicos y el Complejo Ola Beach el cual ofrece cabañas y restaurante. Terraza Puerto Libre: ubicado al oeste del pueblo de Ancón de Iturre, ofrece un mar llano y sereno con buenas instalaciones, como sanitario, estacionamiento, un restaurante y algunas churuatas. Playa el Caney: ubicada en el pueblo de Ancón de Iturre, una larga y estrecha franja de arena, bañada por un mar calmado y poco profundo. Se encuentra frente a la tupida vegetación de la ciénaga de Los Olivos. No posee servicios, ya que el lugar no está muy desarrollado a nivel turístico, no obstante se consiguen algunos sitios sencillos para hospedarse. 


Ciénaga de los Olivitos: ubicada en el extremo nororiental del lago de Maracaibo y con una superficie de 26.000 hectáreas, la ciénaga de Los Olivitos un refugio de fauna silvestre creado en 1986. En la ruta que lleva a Coro, la capital del estado Falcón y a sólo 45 minutos de Maracaibo se encuentra esta hermosa ciénaga, formada por bosques, manglares, albuferas, salinas y playas de médanos que sirven de refugio y nidificación de variadas especies silvestres, aquí se ha censado 243 especies y subespecies de vertebrados terrestres, especialmente aves migratorias únicas en el país, además de poseer la segunda población de flamencos en el área del Caribe, albergando más de 20.000 flamencos. Sus 25.727 ha funcionan como reservorio de pesca y refugio de gran cantidad de fauna silvestre como el cocodrilo, el manatí y la tortuga marina, que se encuentran en peligro de extinción. Se llega hasta la playa El Caney y partir de allí en peñero en búsqueda de estas impresionantes especies. Playa Quisiro: esta población le ofrece al turista un recurso de sol y playa de buena calidad, está ubicada a 23 kms de Ancón de Iturre, el pueblo de Quisiro cuenta con una playa que se encuentra 7 kilómetros más adelante. Es una inmensa franja de arenas blancas con un mar agitado y revuelto debido al viento constante.

Playa Punta Vigía: Está ubicada al extremo norte, justamente en una punta geográfica que, se dice, sirvió de sitio de vigilancia en tiempos de piratas y corsarios que llegaban a tierra firme por el lago y el mar Caribe. Se extiende en 1 km de aguas tranquilas por el este y hacia el oeste una fuerte corriente que se genera por el canal de navegación del lago. Presenta un promontorio de piedra de ojo y arcilla, semejante a un farallón de mediana altura que representa el paisaje más relevante en el lugar y al que debe su nombre. Existe un punto de referencia para establecer coordenadas geográficas implantadas por el extinto Ministerio de Obras Públicas en el año 1959. Es una playa muy concurrida en temporadas y fines de semana.


Playa Miranda: Antiguo Club de Lagoven, al que se llega por una carretera de tierra. Comprende un área de aproximadamente cinco hectáreas, constituida por manglares, playas y un descampado con instalaciones de club de playa, todo esto bordeado por una cerca metálica. A lo largo de 500 m de orilla de playa están ubicadas 30 cabañas de techo de asbesto y piso de cemento, alternadas con palmeras. Tiene un varadero con capacidad para 16 lanchas, un galpón de techo de zinc y tela metálica para restaurante, baños, vestidores y áreas de servicio. Era un sitio muy concurrido por su tranquilidad, con muchos árboles, palmeras y manglares de botoncillo. Debido al deterioro de sus instalaciones hoy día asiste poca gente.


El Centro Turístico Vacacional La Guacoa: es una playa a la que se accede por una rampa que bordea un acantilado arcilloso, posee veintisiete bohíos redondos, a orillas del lago, con arenas limpias y techos de palma. Están individualizados con cercas de estacas de madera, pintadas de blanco. Están bordeados de lirios, bajo la sombra de cocoteros. Cada uno tiene una mesa redonda de concreto. El sitio ofrece servicio de restaurante y estacionamiento. Es muy visitado por propios y extraños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada